viernes, 7 de octubre de 2011

Solo se vive una vez


Esa es la traducción del título de la exitosa película de Bollywood grabada en España, o lo que es lo mismo Zindagi na milegi dobara, aunque también es una de las verdades universales por excelencia, por lo menos hasta que se demuestre lo contrario. No voy a entrar en debates religiosos ni mucho menos, pero hasta el día de hoy sólo conozco una vida, así que me dedico a vivirla como si fuera la última. Para quien no haya visto este road trip os contaré que trata de tres amigos indios que deciden viajar al país de la paella y la siesta para disfrutar de la despedida de soltero de uno de ellos. Allí se dan cuenta que la vida es para disfrutarla, vivirla y aprovecharla ya que nuestros días en el mundo terrenal están contados y cada minuto que perdemos no volverá. La película me pareció bastante maleja pero bueno, el significado es una forma de vida, mi forma de vida. ¿Y por qué hago publicidad gratuita de este film? Pues porque gracias a él me están ocurriendo cosas en este país que si me lo juran antes de venir no me lo creo. Como ya sabéis no hace más de tres semanas vinieron a Bombay dos pedazo de artistas del mundo del flamenco y la cantante del super hit “Señorita” y  gracias a eso dormí en un hotel de lujo. Pero lo de ayer… lo de ayer no tiene nombre. Nos invitaron a una especia de feria en la que diversos países venden sus encantos a los productores de Bollywood para que vayan a rodar sus películas allí. La verdad sea dicha, que un viernes por la tarde noche, lo que menos me apetecía era pasarme casi dos horas metido en un taxi para llegar al lugar donde se celebraría el evento, pero bueno, me comentaron que duraría poco y que después habría un cocktail (que cursi es esta palabra pero que rico que está todo) y que sería divertido. Como es costumbre en este país el acto comenzó con más de una hora de retraso y los inicios fueron duros. Mi estomago no hacía más que protestar, eran casi las diez de la noche y aquí comemos a la una del medio día, por lo que ya iba siendo hora de probar los manjares indios que nos tenían preparados. Pero antes de eso, una sorpresa estaba por llegar. Resulta que la feria también era una entrega de premios cinematográficos y, por supuesto, la película Zindagi na milegi dobara estaba nominada a varios de ellos. ¿Y qué es lo que ocurrió? Pues que lo que iba a ser en un principio un “gorroneo” de comidas y bebidas se convirtió en aplausos y felicitaciones y la recogida de cuatro estatuillas al más estilo “Oscars de Mumbai”. Como éramos los únicos “representantes” de la colonia española en la sala, pues los premios a la mejor película, mejor director y alguna cosa más recayeron en nosotros. Éramos los Garci de la noche, los Bardem de la sala. No nos lo podíamos creer, acudir a un acto sin tener muy claro a lo que íbamos y terminar recogiendo cuatro premios cegados por los flashes de las cámaras, eso, solamente puede pasar en este país. Durante el pinchoteo de después nos felicitaban como si nosotros tuviéramos algo que ver en la película, así que os podéis imaginar la risa que pasamos y durante más de una hora pude sentirme como Berni Tarantino. Ver para creer.
Y aprovechando la circunstancia, quiero dedicar el premio a una persona muy querida por mi, y que este año cometí el error de olvidarme de su cumpleaños. Son tantas las cosas que te ocurren en India, que a veces te superan y hacen que te olvides de los pequeños detalles que hacen grande a la vida. Como diría Pedrito Almodovar, quiero dedicar el premio a mi hermanina Aroa, a la virgen del Pilar y a todos los santos puestos en fila. Y que cumplas muchos más y así de bien. Larga vida a mi gente!!
Salud y suerte

9 comentarios:

Ana dijo...

Bersus!!!!!! Grande!!!!!! Lo que estás viviendo.. no hay dinero en el mundo que lo compre... solo hay una manera de conseguirlo: teniendo los ... que tienes para meterte en la aventura en la que estás y haciéndolo a lo bestia!!!! Qué suerte he tenido de vivir un pedacito de ese sueño.... y gracias a ti: mi Dios hindú Ber!!!! Muaaaaaaaaaaaaaaaaack!!!

Anónimo dijo...

jajajaj, que grande Ber!
Ahora solo te falta colocarte una peineta y salirte por bulerías ;)
Fuiste la estrella de la noche!!
Valerio

Muerte roja dijo...

Que sensación esa de ser del mundo del cine, Wuauuu que divertido tuvo que haber sido!!!

Estas cosas son las que hacen que la vida tenga chispa!!!

Besos desde Sevilla (sin escalas) :)

Anónimo dijo...

h
esto es genial, bueno vaya cara que tienes con el premio en la mano, yes mundial
bsss
rgp

Berni La Plage dijo...

Prima y además me llegó hoy por fin las entradas de metallica!!! Pal desierto que me voy!!!! un besu prima te echo de menos!!!

Ese Valerio!!! que grande, ¿me imaginas con peineta? jojojo un abrazo golfo

Muerte roja: lo del cine tiene que ser un mundo, ya te contaré que estoy intentando ser extra en una peli ;) Muacks

Rosina: este país es la locura, ya ves, recogiendo premios... :) un besu gordu

Goyo dijo...

Jejejejeje, me muero cuando dices que vas a ser extra en una peli. Tienes que ser el prota macho.

Anda que, lo que no te pase en India...

MJ dijo...

Otra anécdota para añadir a las muchas que llevas vividas en ese país tan particular.

Un beso.

Anónimo dijo...

pero que guapisimo Ber pareces todo un actor de Hollywood!!!
el pose perfecto!!!
un beso
cris

guiye33 dijo...

... Sin palabras ... que grande ...