miércoles, 14 de diciembre de 2011

Todo cambia

Todo está en continuo movimiento en esta vida; también existe la forma de estancarse y no ir hacia adelante, pero creo que éste no es el caso de ninguno de nosotros. Todo cambia ya que todos los días aprendemos algo nuevo, algo que nos enseña una nueva página del libro que cada uno de nosotros escribimos a lo largo de nuestros días: El libro de la vida. ¿Qué hay más cotidiano que la opción de escoger entre dos caminos que se te plantean cada día de la semana? Carne o pescado, pasta o arroz, blanco o negro. Siempre está esa encrucijada en la que cualquier camino que tomes te va a deparar un destino distinto. 
Durante un tiempo dudé si cambiar de piso o no; cinco meses durmiendo en aquel sofá y la letrina que hacía la función de “toilet” fueron los causantes de que tomara el camino hacia el cambio.  Siempre que me mudo de casa no miro hacia atrás; atrás se quedan los recuerdos de lo vivido. Simplemente me despido y parto. He dejado infinidad de cosas en mis anteriores hogares; supongo que se quedaron allí por alguna razón.
Dharavi
Mi nueva casa está situada en el barrio de Mahim, unos kilómetros más al norte de la ciudad. Un barrio en el que habitan hindús, musulmanes y cristianos, Un barrio lleno de vida a las orillas de uno de los mayores slum  del mundo, Dharavi, con poco más de kilometro y medio de superficie, está habitado por un millón de personas hacinadas en sus pequeñas chabolas. Es la otra cara de India, la cara más triste.
India también está sufriendo cambios; no se si para bien o para mal, pero sin duda está cambiando. La locura por los teléfonos móviles y por las tarjetas de crédito son más que visibles en esta sociedad. El consumismo está golpeando con fuerza en un país en el que muchas personas pasan el día con un euro en el bolsillo. Los contrates entre las clases sociales se ve en cada esquina, a cada paso. He visto como construían un rascacielos en menos de cinco meses.  Estrellas de la música y del deporte empiezan a hacerle guiños a este mercado en continuo movimiento ya que saben que aquí hay mucho dinero (que poseen unos pocos).

 Una estrella del deporte nos amenizó la semana pasada en un velada que jamás pensé que podría disfrutar. Tony Hawk, uno de los más grandes skaters de la historia nos deleitó, junto a sus amigos, de una tarde noche de lo más espectacular. Giros infinitos sobre su tabla, trucos imposibles en la rampa, en fin, un auténtico genio con sus cuarenta y pico años de edad. La verdad que iba con miedo si se celebraría o no, todavía tenía muy reciente lo de Metallica, pero está vez todo salió bien, aunque Tony no consiguiera realizar el mítico 900.
Y otro cambio es el que experimentas respecto a esta ciudad. Hay días que te apetecería desaparecer, huir del ruido y del polvo, huir de los contrastes que asolan estas calles. Huir sin mirar atrás, haciendo la vista gorda ante tantas desigualdades. En cambio, existen otros momentos en los que esta ciudad te envuelve, te atrapa como ningún otro sitio lo había hecho anteriormente. Son cambios continuos, en tan solo diez minutos puedes pasar del amor al odio, o viceversa. No solo los contrastes son sociales, también son existenciales.
Y ahora que se avecina el fin de este 2011, pasaré diez días con los míos, disfrutando cada minuto que pase con ellos, y dispuesto a empezar el 2012 aquí, en India, a la espera de nuevas aventuras. Desde aquí os deseo lo mejor de lo mejor a cada uno de vosotros, y que el nuevo año que asoma la cabeza os traiga todo lo que le pidáis.
Salud y feliz 2012







7 comentarios:

Ana Pelli dijo...

ala, a seguir disfrutando, y a pasarlo bien en asturias, besinos

Nieves dijo...

Antes de nada y antes de que me enrrolle: ¿Que es un Slum? no me ha quedado claro.

Todo los cambios si son a mejor es una maravilla, la primera foto es tu nuevo hogar? Si es así me encanta con esa luz anaranjada, te mereces algo así y mejor aún si cabe porque después de cinco meses durmiendo en un sofá, jolín...

Yo también he notado que en las noticias la India sale mucho últimamente, me llama la atención porque ha pasado de ser un lugar invisible a dar noticias de allí de ves en cuando.

Me alegra de que pases unos días en casa con los tuyos, tendrán tantas ganas de verte...
Pasalo bien y disfrutalo, ya nos contarás.Cuidate!!

Besitos y felices fiestas Berni ;)

MJ dijo...

Te deseo mucha suerte en tu nueva casa y en tu nuevo barrio.
Que el 2012 sea para ti, generoso y feliz.
¡Felices fiestas, Berni!

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ya te echábamos en falta, como que nos faltaba completar las lecturas semanales.
No nos cuentas nada de la sidrina que te tomaste un día de estos ¿eh pillín?
Te esperamos con ganas y procuraremos que pases unas felices fiestas.
Como parece nos despides hasta tu regreso a la India espero que al menos nos cuentes como celebran ahí el fin de año, si para ellos es fin de año, claro.
Un besazo y hasta muy pronto,
Mica

Anónimo dijo...

nos vemos pa unes sidres¡¡¡¡
besines
rgp

Anónimo dijo...

Berna, ya te queda poco para estar con los tuyos. Que tengas un feliz retorno y te devuelvo los buenos deseos para el 2012. Un besin desde Lué.

Goyo dijo...

Disfruta del año. Del retorno al hogar y de unas buenas sidras.