viernes, 18 de noviembre de 2011

Volviendo a las andadas

Hace varios días que no os vengo a visitar; no se si será debido a la contaminación, o al desgaste que te produce esta caótica ciudad o causas que desconozco pero mi inspiración se ha tomado unas mini vacaciones. No obstante, creo que las cosas siempre pasan por algo y estos días, cada vez que intenté ponerme delante del ordenador y plasmar mis experiencias para colarme en vuestro tiempo libre, la página del blog no estaba disponible, como si un hacker invisible no me dejara acceder a mi mundo de palabras tecleadas, como si supiera que no estaba preparado para seguir escribiendo. Supongo que la inspiración no siempre está cuando la necesitas, haciéndonos siervo de ella para cuando sea el momento de continuar con el bombardeo de anécdotas.
Bombay la nuit

Como era de suponer, y todo el que  me conoce sabrá de lo que hablo, es época de cambios en esta ciudad. Como si de un vicio se tratara me voy a cambiar de casa y de barrio. Y digo un vicio ya que no recuerdo una ciudad en la que haya vivido en la que palabra mudanza no hiciera acto de presencia. Quiero pensar que mi manera de actuar se debe a la necesidad que mi cuerpo experimenta cada poco tiempo de querer conocer algo nuevo. Si sólo vives en una zona de una ciudad dejarás de conocer otros barrios, otras calles, otros submundos. Por lo que el mes de noviembre se consumirá en el que fue mi primer barrio en Mumbai, Lower Parel, para dar paso a otras experiencias, a nuevas gentes. Dicen que el matrimonio, el divorcio y las mudanzas son las tres cosas que más estresan a una persona; pues bien, mi matrimonio va viento en popa; hace varios años que me case con la vida y en ningún momento he pensado en divorciarme de ella, por lo que dejaré que sean las mudanzas las que alteren mi ritmo de vida.

Esta enorme urbe tiene la facilidad de agotar tu energía diaria en tan solo medio día. Su intenso tráfico, el ruido constante y la alta contaminación hicieron que la semana pasada me escapara tres días al que yo recordaba como un oasis de paz y playas semidesiertas. Mi regreso a Goa estuvo marcado por quince horas de autobús que dieron para mucho. La mejor de las cosas ocurrió justo al final del trayecto, no sin antes ver como la policía desalojaba a una familia con un bebé de la “gua gua” que nos transportaba. Eran las dos de la mañana y allí, en medio de la nada, los dejaron tirados entre gritos e insultos (eso creo suponer ya que el hindi, a voces y con un ojo cerrado es difícil de entender).  Una cosa que me llamo mucho la atención de este viaje en bus fue el uso del aire acondicionado. Al empezar el trayecto te daba la sensación de estar dentro de un congelador con ruedas. El aire salía por las rendijas desesperadamente, como si nos estuviera esperando hacía mucho tiempo, con sed de venganza. ¡¡Creo que pocas veces pasé tanto frío!! Una vez el sol entraba por las cristaleras del autobús, el conductor creyó conveniente apagar el aire, convirtiendo el congelador en un horno para pollos que llevan ocho horas enfriando y en movimiento. Nunca dejarán de sorprenderme :)  Pero la espera tuvo su recompensa. Quería pasar un fin de semana tranquilo, a mi aire; inspeccionar aquel lugar que me había encandilado cuando fui con mi prima. Pero hay veces que las cosas no salen como planeas y en aquel “horno-congelador” conocí a una pareja que viajaban por India y que se iban a reencontrar con un amigo de la infancia. Sin dar tiempo a la duda decidí pasar esos días en compañía, de una gente que desde el principio sentí que me los había cruzado por algo. Nos dedicamos al relax y a pilotar una Enfield, la mítica moto india, por las carreteras llenas de selva del estado de Goa. Fue un fin de semana de los que no se olvidan. Unas personas a las que nunca olvidas.

Llenando el deposito


Y ahora toca preparar mi escapada al otro lado del océano. En tan solo un mes estaré volando rumbo a mi gente. Aunque uno ya sabe lo que es vivir separado de los suyos, nunca te acostumbras al cien por cien a las distancias. Siempre notas dentro de ti un pequeño vacío que nada ni nadie puede llenar. Los tuyos son los tuyos, eso está registrado en las leyes de la vida.


Salud, suerte y lo mejor de lo mejor para todos vosotros y todas vosotras.

FELIZ FIN DE SEMANA!!!



Vaca en primera linea de playa






9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya te echaba de menos, a tí y a tus historias. Espero daarte un abrazo estas Navidades. Un besin desde Lué de elena.

Muerte roja dijo...

Antes de nada decirte que me alegra verte o mas bien leerte porque me estaba empezando a inquietar o preocupar, pensaba que estabas enfermo, no se la imaginación da rienda suelta a las especulaciones, ahora que se que solo ha sido falta de inspiración me tranquiliza.

Ahora sobre tus vivencias...

Me has echo sonreir con eso de las tres cosas que mas estresan al hombre, he parado mi lectura y he reflexionado un instante... es cierto, aunque una reforma en casa no se queda atras eh!!
Veo que vas a aprovechar el tiempo a tope, y eso de mudarte aunque de entrada me da cierta pereza pienso que tienes buena filosofia, seguro que en tu nuevo barrio habrá nuevas aventuras, aunque volveras a ser ¿Cómo era? el nuevo blanco... no recuerdo como te autodenominabas...
Las fotos son geniales, reflejan un contraste peculiar, entre lo tustista y autoctono.

Feliz semana Berni :)
Cuidate!!!
Besitos...

Anónimo dijo...

Grande Ber!!! ya era hora de un poco de actualizacion!!!, asi que cambias de barrio my friend??? bueno ya nos contarás, suerte en la mudanza y que tengas un buen finde!!! voy pa Gijon a ver a los coronas...a ver que se cuece. Un gran abrazo y keep going!!! A seguir dandole!!!
ciao ciao.
Barba.

Ana dijo...

Gracias por volver!!!!!! Me encanta lo de tu matrimonio... la elección mas bonita!!! y quiero más datos!!! la parte de Goa a la que fuiste, estaba más al sur de Palolem??? Lo que daría por volver!!!! disfruta mucho!!!! aquí en Asturias la humedad , el frío y la oscuridad siguen congelando los huesos y las alegrías... así que vive cada minuto como si fuese el último!!! estás viviendo un sueño destinado a los valientes como tú!!! Besos!!!

Anónimo dijo...

solo decirte que ya tenemos ganas de verte por aqui q te leemos y te escuchamos aunq estés tan lejos
un besin enormeeeee
rgp

Goyo dijo...

Se te echaba de menos. Espero que el cambio de casa vaya sin problemas. Un abrazo.

MJ dijo...

Buena suerte en tu nuevo barrio y en tu nuevo hogar, Berni. Y no dejes de seguir contándonos tus experiencias.

Besos.

Noelia- l dijo...

Tus seguidores, esperabamos impacientes tus vivencias en primera persona, ...¡Estamos enganchados!

Y cuñi, la mudanza es tu "filosofía de vida", una más después de mil esta chupada.

La familia C&C al completo, te manda muchos "cariños" como dice prubina, que esta esperando impaciente para "volar" con su padrino.

Un besazo campeón y la próxima iré en la mochila.

PD. Respecto a lo del estress del matrimonío ... comentaremos en persona. jejeje. Tenemos pendientes unos "hidalgos".

Berni La Plage dijo...

Seguro que nos vemos algún día Elenuca para darnos un abrazo!!! ;)

Muerte roja: Te aseguro que busqué la inspiración por todos los sitios, pero no estaba!!! Volveré a ser el indio blanco que deambula por la ciudad ;) Un beso grande y feliz semana!!

Barba, que grandes los coronas!!! Seguro que los disfrutaste como tu solo sabes :) un abrazo muy fuerte

Prima mi matrimonio es para toda la vida!! Fui a Anjuna, al norte...demasiado turístico :S Un besu enorme

Rosina Turner: en menos de un mes estamos haciendo de las nuestras por ahí ;) muacksss

Goyo: una mudanza más, ya ves.. Seguro que sin problemas ;) un abrazoo

MJ: muchas gracias!!! seguiremos informando!!!

Cuñi: No puedo esperar para ver a prubina pillar un avión y venir a verme!!! esa guaja va a ser viajera, te lo digo yo ;) Un besu enorme para tod@s!!!